La historia del Whiskey Irlandés

La historia del Whiskey Irlandés – narrada a través de música, canto y danza

El entusiasmo por el baile irlandés está firmemente arraigado en el nombre del espectáculo. Bailar, cantar y tocar música es parte del ADN de los irlandeses y los Danceperados no son una excepción. Ellos están locos por bailar.

Pero los irlandeses también son reconocidos en todo el mundo por otras habilidades. Sin duda la creación del whiskey irlandés está en la parte superior de la lista. Como es con la música y la danza irlandesa, el conocimiento y las distintas habilidades se transmiten de generación en generación. Un gran whiskey evoluciona a lo largo de décadas y crece en carácter. Los grandes artistas evolucionan de la misma manera.

¿Por qué no mezclar esas dos tradiciones irlandesas? No piense por un minuto que este espectáculo glorifica el alcohol y la cultura ir- landesa de beber. Eso sería una visión simplista y cliché. Los irlan- deses bebían muy a menudo para lidiar con su dolor causado por la opresión, el hambre y la desesperación.

La fundación colonial se dio cuenta que una población consumida por el alcoholismo es fácil de gobernar. La industria del whiskey generó tantos empleos como problemas.

Desde las edades medievales el whiskey estaba entrelazado con los as- untos políticos, sociales y económicos de la Isla Esmeralda. El colonia- lismo británico y los impuestos injustos empujaron a los destiladores irlandeses hacia la producción ilícita de whiskey. Las guerras napoleó- nicas debían financiarse con el impuesto al whiskey. La lucha que invo- lucra al whiskey se asemeja a la lucha por la independencia irlandesa y muchas canciones populares hacen referencia a esto. A medida que la tan esperada independencia se logró en 1920, la venganza británica fue la imposición de impuestos severos sobre todas las exportaciones irlandesas a la Commonwealth. Luego vino la prohibición en los Esta- dos Unidos, el movimiento de templanza (movimiento social contra el consumo de bebidas alcohólicas) y la mala gobernanza en Irlanda. El resultado combinado de estos factores fue que a mediados del siglo pasado la producción de whisky irlandés disminuyó dramáticamente. Al mismo tiempo, la música, el canto y la danza irlandeses fueron rele- gados al pasado. Sin embargo, hoy en día hay un gran renacimiento de todas estas tradiciones.
Los Danceperados llevan a la audiencia a una gira a través de pubs ile- gales, conocidos como „sheebeens“, hogares de beber en exceso, mú- sica y baile salvaje. Hay una batalla en curso con la policía que intenta clausurar los„shebeens“ y las destilerías ilegales que los abastecen. Más adelante la escena se traslada a través del Atlántico a los EEUU. Los ir- landeses traen consigo el whiskey que se convierte en una bebida muy popular. Los destiladores gozan de un auge agradable que sin embar- go es seriamente afectado por la prohibición. Los gángsters irlandeses contrabandean el „oro líquido“ algunos pagan el precio con su vida y otros logran hacer una fortuna. La extraña legislación irlandesa y co- stumbres como la „hora santa“, los „viajeros de buena fe“ y muchas más características durante todo el espectáculo añaden diversión para los miembros de la audiencia.

Una multivisión con paisajes irlandeses e imágenes del mundo de la destilación están finamente mezclados con la música, el canto y la danza. La audiencia es cautivada por el guion en un viaje a través de la historia irlandesa.


Con dos espectáculos de debut, que viajaron incansablemente del 2014 al 2017, el elenco de Danceperados de Irlanda demostró que el concepto creativo de la mezcla entre historia irlandesa con las artes ir- landesas es una fórmula ganadora. El público salió con la misma sensa- ción de haber visto una película épica y con un trozo de Irlanda en sus corazones.

Cuando se trata de medir la calidad de un espectáculo de danza, much- os se centran solamente en los bailarines. Los Danceperados igualan la calidad de los bailarines con la de sus cantantes y músicos. Todos ellos tienen carreras como solistas de gran éxito, han grabado muchos dis- cos premiados y son una inspiración para las próximas generaciones de músicos irlandeses.

El coreógrafo de este espectáculo es Michael Donnellan – un bi- campeón mundial. Fue bailarín principal en Riverdance y Lord of the Dance. Se le considera como uno de los diez mejores bailarines irlandeses de su tiempo. El no solo acepto el reto de crear números de baile impresionantes, sino también de adaptarlos al guión del show escrito por el director artístico Petr Pandula.

Algo que simboliza y diferencia a este show de otros es la ausencia de playback. ¡Como el nombre de nuestro show lo dice, estamos desespe- rados por bailar y es por eso que lo hacemos en vivo! Jugar seguro y recurrir a grabaciones existentes va en contra de la ética de Dancepera- dos. Las pre grabaciones matan la espontaneidad e improvisación que son partes esenciales de la belleza de la música y el baile tradicional ir- landés. La forma en la que Danceperados of Ireland presenta este show al público está basada en la filosofía de “mantenlo simple, pero en vivo”. Efectos especiales, costosos equipos de iluminación y una enorme línea de bailarines remueve o hace que se pierda el enfoque de lo que real- mente somos. Se trata de la música, el baile y un guión con una historia significativa. Una vez que un espectáculo se realiza en vivo, el fuego y la pasión incrustados en el ADN de los bailarines y músicos se extiende con un fuego ardiente o una explosión. Doce bailarines zapateando en vivo igualan un elenco de hasta el doble de tamaño.

Los Danceperados están a la vanguardia en un nuevo movimiento tratando de liberar a la danza irlandesa de las garras de las grandes empresas de producción. No se trata de ir a lo seguro y encontrar el mínimo común denominador para crear un espectáculo tipo Las Vegas. Los Danceperados están volviendo a las raíces para lograr una auténtica y libre sensación de espíritu irlandés.

 
Français

Deutsch

Español

English

Nederlands

普通話
 


 

 

 

 

 

 

 

Presse Highlights

"Der Boden bebt vor Lebensfreude.“ (Badische Neuste Nachrichten)

"Künstler aus Irland eroberten Publikum im Sturm“ (Südwestpresse)

"Un concert qui restera dans les annales"
"Remarquable" (La Presse de la Manche)

"Die irische Truppe zog eine Live-Show der besonderen Art ab“. (Augsburger Allgemeine)

"2500 Besucher waren von der bemerkenswerten Aufführung an einem herrlichen Sommerabend begeistert" (Frankfurter Allgemeine Zeitung - Feuilleton)

“Orkanartiger Schlussapplaus erzwang Zugaben, ehe das Ensemble mit standing ovations verabschiedet wurde.“ (Westfalen Blatt)

„Steppend durch die Zeit. Mitreißende Tanzshow erzählt vom reisenden Volk.“ (Neue Westfälische Zeitung)